toggle menu
Noticias

Seguridad Online en las empresas

Jueves, 18 de Mayo del 2017

seguridad digital

Desde el ciber ataque de WannaCry, son muchas las preguntas y dudas que han surgido en torno a la seguridad online. Se han identificado en el mundo más de 230.000 equipos infectados y  MacKeeper ha anunciado la existencia de una base de datos con 560 millones de contraseñas robadas circulando por la red. La seguridad siempre ha sido una de las preocupaciones básicas de las personas y de cualquier organización o sociedad. El crecimiento del uso de las tecnologías por parte del sector económico, las instituciones y los ciudadanos las hace un elemento básico en el mundo actual y, al mismo tiempo, las convierte en el objetivo de amenazas de todo tipo contra su seguridad.

La seguridad digital es la protección de datos. Se pueden guardar los datos en línea, pero es fundamental tener un software seguro para que no roben la información. En el mundo de la seguridad online se puede hablar de dos grandes apartados. El que tiene que ver con las personas y el que protege a las organizaciones. Ambos tienen tratamientos y herramientas muy distintas. Y en este caso vamos a centrarnos en el ámbito empresarial. 

Seguridad online en las empresas   

El número de oportunidades de inversión en seguridad cibernética ha aumentado considerablemente en los últimos años, ya que las empresas buscan incrementar los gastos en esta área ante el temor de sufrir un ciberataque. En los últimos cinco años las empresas se han digitalizado cada vez más y se ha incrementado la vulnerabilidad provocando una necesidad mayor de protección. El ataque de WannaCry ha sido hasta hora el más indiscrimando y que más daños ha causado, lo que ha alarmado aún más a empresas y corporaciones.

Muchos de los problemas que surgen se deben al funcionamiento de sistemas obsoletos, por eso es importante aumentar el presupuesto en seguridad online. Los sectores con más riesgo de ataque son el aerospacial, el tecnológico y la banca. Pero la amenaza es transversal a toda la industria. La digitalización está transformando procesos y por lo tanto también los convierte en vulnerables a ciberataques si no se toman las medidas adecuadas. En el ámbito de la empresa, el robo de la propiedad intelectual o su destrucción es el ataque más habitual. 

La estrategia de defensa no debe basarse solo en la protección, sino en la monitorización para prevenir ataques y en la definición de mecanismos de respuesta que minimicen el impacto.

 

 

               

ver másVolver